¿Cuáles son las claves para una buena hidratación?

¿Cuáles son las claves para una buena hidratación? Tips

La #ecoactitud empieza en nosotros mismos. La consecución del bienestar personal es muy importante para el desarrollo de una vida plena y feliz. En ese aspecto, los expertos inciden mucho en varios factores, a saber: buena nutrición, práctica de deporte, espacio para el ocio diario, una correcta hidratación

Y es precisamente de eso, de la hidratación, de lo que queremos hablaros en este artículo. Como ya sabes, el cuerpo humano tiene un alto porcentaje de componente líquido y debido a ello es necesario consumir agua para mantener el equilibrio hídrico. Tu salud te lo agradecerá.

Aunque parece algo que no debería generar problemas, no todo el mundo se toma en serio el tema de la hidratación y comete errores que a largo plazo tendrán efectos negativos en su organismo. En este artículo, vamos a dar una serie de claves, muy sencillas, para conseguir el objetivo de hidratación correcta.

Efectos de la deshidratación

Se trata de un déficit de hidratación en las células de nuestro organismo, lo que conlleva la falta de sales minerales imprescindibles en el desarrollo de múltiples procesos de nuestro cuerpo.

Existen diferentes niveles de deshidratación. Una forma de detectar la deshidratación es a través de la orina. Cuanto más transparente y clara, más hidratación. Por el contrario, si es de color amarillo oscuro, será signo de deshidratación. Entre las consecuencias derivadas de la deshidratación podemos citar: dolor de cabeza, cansancio, problemas en la musculatura, nauseas, mareos y en algunos casos podría llegarse a la insuficiencia cardiaca.

Claves para hidratarse bien

Conocidas las nada apetecibles consecuencias de la deshidratación, vamos a repasar las claves para evitarlo.

  1. Fundamental. No esperes a tener sed para beber. Es la primera señal de protesta del organismo, no fuerces la máquina.

  2. Llega el verano y estás en una zona con mucho calor y sequedad. Estas situaciones favorecen la deshidratación. No esperes a tener síntomas como sequedad cutánea o de mucosas. Bebe abundantemente bebidas ricas en sodio y con azúcares de absorción rápida. Verás que te cuesta menos sobrellevar el exceso de temperatura.

  3. Procura consumir una media de entre 2-3 litros de líquido diaria. Dicha cantidad varía en función del sexo, edad y otras características de la persona. Con todo, las cantidades mínimas están entre las que hemos marcado. Bebe agua, pero también come frutas y verduras, toma infusiones, también zumos… Te aportarán la cantidad de líquido necesario. Las bebidas carbohidratadas pueden ser un buen recurso en caso de necesidad, pero están compuestas por azúcares innecesarios para el organismo. En las comidas mantén una correcta hidratación.

  4. ¿Practicas deporte habitualmente? Entonces sabrás que debes beber siempre antes, durante y después de la actividad física. No practiques ejercicio durante las horas centrales del día, ya que son las más calurosas, y aumentarán el efecto de pérdida de líquido que produce la práctica deportiva.

¿Te han sido de ayuda estos consejos? Esperamos que sí. Recuerda, una correcta hidratación es una de las claves para lograr pleno bienestar personal.

Si te ha gustado este artículo, compártelo. Comparte #ecoactitud

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas