Gestos eco amigables en la oficina

Encendemos  las luces al llegar a la oficina, aunque esté suficientemente iluminada; atiborramos nuestro escritorio con post-its para recordar nuestros pendientes, dejamos prendidas nuestras pantallas mientras vamos a comer, imprimimos decenas de archivos que después tiramos a la basura…

Te animamos a poner en marcha medidas enfocadas a reducir el consumo de transporte, papel y energía en las oficinas.
Es el caso de las bombillas de bajo consumo, de las regletas con interruptor, de los ventiladores o, pongamos por caso, de los dispositivos para el grifo que permiten ahorrar caudal de agua.

Impresora:

Cuando no se utilice, apaguémosla, incluyendo el modo en espera. Evitemos el consumo vampiro cuando acabe la jornada laboral con una regleta que incluye interruptor, a la que conectaremos distintos equipos.
Y, por supuesto, cuando sea posible imprimamos a dos caras y usemos papel reciclado. O, todavía mejor, no imprimamos si no es necesario o seamos selectivos y seleccionamos solo los párrafos que nos interesen.
Elegir un papel de gramaje mínimo, un tipo de letra que gaste menos tinta y no abusar de las negritas también sumará puntos verdes. Puede parecer insignificante, pero a largo plazo se nota la diferencia en el consumo de tinta, electricidad y papel

Recicla el papel 

Coloca recipientes en la oficina para recolectar papel con la finalidad de reciclarlo. Asimismo, incentiva a tus empleados a que reutilicen las hojas: pueden usarlas para apuntar recordatorios, en lugar de comprar bloques y bloques de post-its. .

clip_image002
Tirar los desechos

En la oficina se utilizan muchos objetos y equipos electrónicos que, como desechos, requieren un tratamiento especial. El papel que ya no pueda reutilizarse se tirará en el contenedor azul.

Usa equipos multifunción

Reemplaza las copiadoras o impresoras convencionales con aparatos multifunción que te permitan hacer todas estas tareas: sacar copias, imprimir, escanear y enviar faxes. De esta manera, ahorrarás la energía que consumirían todos estos artefactos por separado.

Luz natural

Procura que tu oficina tenga espacios abiertos y ventilados, así como suficientes ventanas para que se cuele la luz natural. Algunas empresas incluso han optado por< rediseñar sus espacios para aprovechar la iluminación del sol, y así reducir el consumo de energía eléctrica.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas