Qué debemos saber, si queremos tener un huerto ecológico

Qué debemos saber, si queremos tener un huerto ecológico. Capítulo 7: Recolección de semillas para volver a empezar

En la práctica de la agricultura ecológica es prioritario poder disponer de nuestras propias simientes o en su caso, que sean semillas con certificación ecológica.

Para la obtención de semillas o plantones de variedades locales podemos recurrir a los contactos con agricultores ecológicos de la zona y al intercambio de semillas que promueven algunas asociaciones o grupos de agricultura ecológica (Rede de sementes.Org).

7.1.Obtención de semillas en el huerto ecológico

Obtención de semillas en el huerto ecológico

  1. Selección, de las variedades que sean de nuestro interés, eligiendo las plantas más sanas, sabrosas y productivas y que mejor se hayan adaptado y resistido el ataque de parásitos y enfermedades. Una vez hecho esto dejaremos que las plantas suban a flor (grele) y espiguen, en el caso de acelgas, lechugas, coles, escarolas, cebollas, etc. Para evitar que se las coman los pájaros o el viento las esparza, colocaremos una malla fina sobre las frentes, tipo mosquitera (también con las que tengan semillas en vaina), a la espera de que se sequen, momento en el cual arrancaremos las plantas y las colgaremos en un lugar oscuro para terminar el secado antes de la extracción de las semillas.
  2. Conservación, como mejor se consigue es, una vez bien secas y limpias las semillas, meterlas en botes de cristal bien cerrados, en un lugar fresco (la nevera, por ej.) y aislados de la luz. Para controlar mejor la humedad pueden colocarse dentro del bote bolsitas de gel de sílice o un trozo de tiza.
  3. Viabilidad de las semillas. No todas duran lo mismo, por ej. Las cebollas sólo duran un año y otras, como las berenjenas, el pepino o el apio mantienen su capacidad para germinar hasta 5 años.
  4. Reproducción asexual. Como ya hemos visto, hay plantas en el huerto que se reproducen con mucha más facilidad de forma vegetativa, como las fresas (por estolones), las patatas (tubérculos) o las alcachofas (esqueje).

Cuando se trate de extraer las semillas directamente de los frutos, como tomates y pimientos, escogeremos también los mejores ejemplares y los dejaremos madurar en la mata sin que lleguen a pudrirse.

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas