Ecogalia llega con propuestas de alimentación y cultura bio

Ya queda poco para que ECOGALIA abra sus puertas en EXPOCoruña. Desde este viernes 21 hasta el domingo 23, el II Salón Ecológico de Galicia llenará A Coruña de #ecoactitud y de compromiso con la producción local, el emprendimiento verde y una nueva cultura bio basada en los valores de la sostenibilidad y la responsabilidad social y medioambiental.
Junto a los más de 100 expositores sobre sectores como la agroalimentación y la gastronomía, la cosmética y la moda, la automoción y las energías renovables, la bio construcción, el bienestar y la vida sana, el salón acogerá actividades y charlas tanto para los visitantes profesionales como muy especialmente para el gran público.
Así, quienes visiten Ecogalia podrán participar en degustaciones de productos y en sesiones de showcooking de comida vegana, así como de snacks y meriendas saludables, o bien unirse a demostraciones de yoga, conocer las aplicaciones de las algas en la piel o los beneficios del pan ecológico y de beber agua alcalina. Además, podrán descubrir los proyectos de generación de valor del rural respaldados por el Mercado de la Cosecha, una iniciativa promovida por la Corporación Hijos de Rivera, Gadis y R.
En cuanto a la automoción, ECOGALIA expondrá vehículos eléctricos de las marcas Kia, Renault, Toyota y Hyundai, mientras que en el apartado de charlas técnicas se abordarán cuestiones como la gestión forestal, el control de las malezas en la agricultura ecológica o, la arquitectura y la bio construcción. Asimismo, habrá una mesa redonda sobre ecoturismo y sesiones sobre el consumo energético en las viviendas, la moda sostenible, el smart commerce, la participación ciudadana en el estudio y divulgación del patrimonio natural, o cómo abordar el reto de llevar un estilo de vida sostenible.
Entre los conferenciantes destacan expertos como Gonzalo Anguita, director para España de la organización sin ánimo de lucro Forest Stewardship Council, que promueve la adecuada gestión ambiental, social y económica de los bosques del mundo, así como Antonio Álvarez, responsable medioambiental de Inditex, quien hablará sobre moda sostenible en el modelo de economía circular de la empresa con sede en Arteixo. También estará presente el mundo académico y de la investigación, con expertos como Ángel Guerra, del CSIC, y los profesores de la Universidad de Vigo, María Pardo-Muras y Alberto Garabatos.

Talleres infantiles en Ecogalia

Los más pequeños también tienen su espacio propio en ECOGALIA, con una programación infantil que incluye talleres sobre mini huertos, juegos sensoriales relacionados con la horticultura, así como creaciones de diversos objetos hechos con materiales de reciclaje y de la naturaleza.
La moda sostenible será otro tema estrella del Salón, con dos pasarelas a las 18:00 y 20:00 horas de la tarde del sábado, una jornada que se alargará en la noche, con copas ecológicas y el concierto del grupo Trilitrate, buena música con proyección 3D simultánea.
Además, durante los tres días habrá diversos food trucks con comida eco, como el que llevará O Fogar do Santiso –con restaurante en Santiago de Compostela-, o los especializados en crêpes y en hamburguesas ecológicas. Por otro lado, entre las marcas que ofrecerán degustaciones de sus productos figuran enseñas de la Corporación Hijos de Rivera, Regina Viarum, Bioselección y Cafés Sabora.
La entrada al II Salón Ecológico de Galicia ECOGALIA es de 5 euros para los adultos y gratuita para los niños menores de 3 años, mientras que el precio para los comprendidos entre 3 y 12 años es de 2 euros. Existen bonos para los tres días, así como descuentos para grupos de 10 o más personas.
En esta segunda edición, ECOGALIA cuenta con el soporte de las compañías más implicadas con el sector eco en Galicia, como la Corporación Hijos de Rivera, Gadisa, o la empresa gastronómica Fogar do Santiso, así como el apoyo institucional del Concello da Coruña, Deputación da Coruña y Xunta de Galicia, junto con la ilusión de decenas de pymes que se suman al movimiento sostenible y quieren ser las futuras protagonistas del nuevo estilo: la #EcoActitud.

Aprendiendo sobre la arquitectura sostenible. ¿Qué materiales se utilizan?

El concepto de arquitectura sostenible es hoy una realidad en muchos países de nuestro entorno. Países en los que se ha realizado una decidida apuesta por esta nueva modalidad de construcción en la que términos como reutilización, recuperación y reciclaje son protagonistas. En nuestro blog siempre intentamos aportar, dar conocimiento y ser didácticos. Hoy, queremos introduciros en el mundo de la arquitectura sostenible a través de los materiales que utiliza. Seguro que algunos os sonarán aunque puede que otros te supongan una sorpresa. ¡Vamos allá!
Antes de nada, vamos a repasar las pautas o factores a tener en cuenta en la selección de los materiales sostenibles según el blog de Construmática.

  • Que sean materiales de larga duración.
  • Que tengan capacidad para ajustarse a un determinado modelo.
  • Que origen se adecúe a una justa producción
  • Precio asequible.
  • Que sean materiales valorizables.
  • Evidentemente, que no sean contaminantes.
  • Consumo energético bajo en su ciclo de vida y que provengan de fuentes abundantes y renovables.
  • Que tengan un porcentaje de material reciclado.
  • Que eviten la utilización de materiales de aislamiento que contenga CFC.

Como decíamos, la arquitectura sostenible es hoy una alternativa pujante. Poder construír en base a unos criterios de sostenibilidad y dañar lo menos posible el medio ambiente y la salud se está convirtiendo en un asunto capital para empresas y gobiernos.
En base a los criterios anes citados podemos definir una serie de materiales sostenibles. ¿Cuáles son los materiales sostenibles más utilizados? En sostenibilidad.com nos hablan de 3 tipos:

  • Materiales para construcción. La madera es el producto estrella. Por supuesto, siempre buscando aquellas maderas con certificación que nos aseguren el menor impacto medioambiental posible.
  • Materiales para aislamientos. Hablamos, por ejemplo, de celulosas, que son reciclabes y compostables.
  • Tratamientos de madera y pinturas. Las pinturas han de ser naturales, sin disolventes ni otros productos químicos.

¿Que otros materiales pueden hacer que un edificio sea más sostenible? Citamos algunos ejemplos vía ExpokNews

1. Pintura casera

Hace algún tiempo, una compañía desarrolló una mezcla cuya composición se basaba en leche, arcilla, cal y pigmentos minerales. Dicha mezcla optimizaba la creación de pintura casera, una pintura que destacaba por no ser tóxica, además de ser duradera y biodegradable. Su uso se ha extendido en decoración de interiores.

2. Paneles de sorgo y trigo

¿Te imaginas crear componentes para construcción a partir de desechos de sorgo y trigo? El desarrollo de este producto ha permitido utilizarlo como sustituto de la madera. Existen también instalaciones de suelos con azulejos de cáscara de coco.

3. Cemento con desechos de caña

Científicos mexicanos desarrollaron un cemento que implementaba cenizad de bagazo de caña de azúcar, consiguiendo que el cemento se volviese más fuerte. Además, consiguieron que el material fuera mucho más resistente a la corrosión.

4. Vidrio reciclado

El vídrio reciclado es uno de los materiales sostenibles más utilizados, ya que tiene múltiples usos en construcción y en decoración. Actualmente, es muy popular en el recubrimiento de paredes. Seguro que ya habrás visto más de una pared con este material.

5. Creación de ladrillos con residuos

Una investigación de la UAEH logró crear ladrillos y tejas a partir de residuos de minería (actualmente hay 100 millones de toneladas de esta clase de desechos producidad durante los últimos 5 siglos). Estos ladrillos duran más de 250 años y permiten el aprovechamiento de la gran cantidad de residuos mineros que hemos citado.

6. Azulejos de plástico

Las botellas de plástico (PET) pueden ser convertidas en paneles y azulejos, pero además son excelentes aislantes acústicos. Es ya un material de uso común en los estudios de radio.
¿Qué os ha parecido este listado? ¿Conocéis otras alternativas de materiales para la arquitectura sostenible? Si te ha gustado este artículo, compártelo y compartirás #ecocactitud.

Qué debemos saber, si queremos tener un huerto ecológico. Capítulo 1: La Organización del huerto.

En siete capítulos, desde Saliendo del tiesto vamos a ver la manera mas LÓGICA de tener un huerto ECO.

1.1. Espacio

Es interesante empezar por parcelas pequeñas, fáciles de manejar, que nos sirvan de rodaje, para progresivamente ir animándonos con mayores superficies y con plantas y variedades más exigentes y delicadas en su cultivo.
Para una familia de cuatro miembros será suficiente una parcela de 100 o 200 m2, aunque también con 30-50 m2 podemos conseguir una elevada producción de hortalizas básicas, como lechugas, coles, judías, tomates, calabacines, puerros, zanahorias, etc.
El espacio es la primera de las cuestiones a tener en cuenta en la organización para crear un huerto ecológico

1.2. Orientación, luz, temperatura

La orientación ideal sería al Sur o como mínimo que reciba luz solar directa varias horas al día, imprescindible para que las plantas realicen la fotosíntesis, puesto que de ello depende su desarrollo y el contenido de nutrientes y vitaminas que luego nos aportarán al consumirlas. Aunque las plantas también necesitarán sus horas frío, horas sombra, horas calor.
En un huerto ecológico, la orientación cardinal ideal de los bancales o surcos sería Norte-Sur, ya que así reciben la máxima luz solar durante todo el día.
La orientación cardinal ideal de los bancales o surcos sería Norte-Sur, ya que así reciben la máxima luz solar durante todo el día.

1.3. Aire, vientos dominantes

El aire atmosférico aporta Oxígeno, Nitrógeno, Hidrógeno y otros compuestos químicos imprescindibles para el buen desarrollo de las plantas, pero entre todos ellos destaca del CO2, vital en el proceso de la fotosíntesis, durante el cual la planta absorbe básicamente Carbono, destinado a la formación de estructuras celulares (celulosa) que representan el 80% de la plantas.
Es muy importante tener en cuenta la proximidad al mar y la influencia de los vientos salinos para la creación de un huerto ecológico
¿Qué es el viento? El aire en movimiento, así que es necesario conocer los vientos dominantes en nuestra parcela o huerto, para poder modular, moderar y proteger de ellos a nuestros cultivos mediante setos, muros y/o barreras cortavientos, creando microclimas que favorezcan el desarrollo de nuestras plantas.
Es muy importante tener en cuenta la proximidad al mar y la influencia de los vientos salinos.

1.4. Agua y riegos

El agua es la sangre de la tierra. Es el elemento (mineral) en el que se disuelven las sustancias nutritivas presentes en la tierra, permitiendo a la plantas su absorción a través de la raíces e incluso a través de las hojas debido a la humedad del aire.
Es vital aprender a gestionar y dosificar el agua y los riegos de nuestros huertos, para lo cual hay que conocer los requerimientos de cada planta en todos sus ciclos vegetativos, ya que a diferentes especies de plantas, distintas necesidades hídricas (no es igual un tomate que una lechuga) y además, cada planta precisa un aporte concreto en sus diferentes etapas de crecimiento.
El exceso de riego provoca problemas de asfixia de las raíces, podredumbres y hongos, mientras que lo contrario supone una merma en el desarrollo vegetal y hace que las plantas se hagan duras (frutos duros) y con tendencia a subirse a flor.

1.5. Tierra y/o sustratos: el suelo

El suelo ES LA BASE DE LA AGRICULTURA. Proporciona a las plantas su sustento, como anclaje y como sistema de alimentación, de donde toman los Macro Nutrientes (N, P, K), los Micro Nutrientes (Ca, Fe, Bo, Mg, Mn, Cu, Zn, S,Cl) y el agua. Es, por tanto, la despensa de los vegetales.
La parte del suelo con mayor interés agronómico o capa fértil de la tierra, se encuentra entre los primeros 30 cm de profundidad (donde las raíces de los cultivos toman el agua y los elementos nutritivos) y debemos procurar no voltearla porque la enterraríamos en profundidades donde sólo pueden desarrollarse las bacterias anaerobias.
El suelo es una estructura compleja, un “Ente Vivo”, donde interactúan elementos muy diversos: minerales, materia orgánica en descomposición, millones de micro y macro organismos, que con el calor, el agua y el aire adecuados, le confieren unas cualidades muy especiales, posibilitando el desarrollo de la vida. Y para que la tierra sea más fértil en imprescindible que haya la máxima biodiversidad.
Para conocer el estado del suelo hay que valorar multitud de parámetros, de los cuales los más importantes son:

1. Físicos

  • Textura de la Tierra, que depende de la proporción de arcilla, arena, limos y materia orgánica.
  • Estructura o combinación de agregados o gránulos que forman esos limos, arcillas y arenas, que al unirse dan lugar a unidades de mayor tamaño, dejando huecos entre ellos.

2. Químicos

  • Nivel de PH, que representa la alcalinidad o acidez de la tierra. Su importancia radica en la movilidad de los elementos nutricionales de las plantas y de la actividad de los microorganismos, que sitúan su óptimo en un ph entre 5,5 y 7,5.

3-Biológicos

  • La Biodiversidad.

Tierra y/o sustratos: el suelo en un huerto ecológico

1.6. Planificación

Partiendo de la base de que el huerto es cambiante, es aconsejable hacerse con un “Cuaderno de Campo”, donde realizaremos una planificación detallada mediante dibujos y esquemas gráficos o tablas, siguiendo, por ejemplo, el siguiente guión que os recomendamos:

  • Elección de cultivos.
  • Establecimiento de bancales.
  • Labores a realizar.
  • Calendario de siembras y trasplantes.
  • Elección del espacio adecuado para cada cultivo.
  • Estudiar las mejores rotaciones de los cultivos.
  • Diseñar las asociaciones más favorables.

 
Planificación en huerto ecológicoTambién realizaremos un esbozo de la huerta con las dimensiones y forma aproximadas, a modo de PLANO, donde ubicaremos las edificaciones, cierres, árboles, setos, puntos de agua, que llamaremos «Elementos fijos o Estables».
Habrá que tener en cuenta los vientos dominantes en la zona y ver la posibilidad de emplazar nuevos elementos necesarios, según los metros cuadrados disponibles, como por ejemplo los puntos de riego, la eliminación de acumulaciones de agua de lluvia o su aprovechamiento, ubicación de los bancales, caminos, compostero, etc.
Si te ha gustado este artículo, no te pierdas el siguiente capítulo: «Qué huerto queremos, gustos y necesidades».